Desarticulada banda en Ciudad Real que sometía a 18 personas a trabajos precarios y mal remunerados

Siete personas han sido arrestadas por agentes de la Guardia Civil por explotar a inmigrantes en fincas agrícolas en la provincia de Ciudad Real. Estos individuos se aprovechaban de la vulnerabilidad y necesidad de estas personas. La operación ‘Takane Atlántico’ ha permitido esclarecer estos actos contra los derechos de los trabajadores, identificándose a 18 víctimas.

La investigación comenzó en abril del año pasado tras numerosas denuncias de trabajadores extranjeros residentes en Bolaños de Calatrava, quienes revelaron haber sido explotados en trabajos agrícolas ilegales, recibiendo sumas ridículas o incluso sin remuneración alguna. Este grupo criminal capturaba a las víctimas en sus municipios de residencia. Para ello, contaban con dos empresas que ofrecían servicios agrícolas a los agricultores de la zona, engañándolos con acuerdos ficticios de altas en la seguridad social y permisos de residencia.

Debido a la gravedad de los hechos, la Policía Nacional y la Guardia Civil de Ciudad Real iniciaron una investigación conjunta para esclarecerlos. Tras obtener indicios suficientes mediante el análisis de documentos y bases de datos, la colaboración de la Inspección de Trabajo de Ciudad Real y la toma de declaraciones de testigos, se solicitó autorización al Juzgado de Instrucción de Almagro para realizar cuatro allanamientos en las residencias de los presuntos autores y en los lugares de negocios de las localidades de Bolaños y Manzanares.

Durante los registros, se detuvieron a las siete personas acusadas de delitos contra los derechos de los trabajadores, pertenencia a un grupo criminal, estafa continuada y blanqueo de capitales. Además, se incautaron dos vehículos y diversa documentación, incluidos contratos, facturas y albaranes. Tanto las diligencias policiales como los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Nº1 de Almagro (Ciudad Real).

Esta lamentable situación ha podido ser desmantelada gracias a la colaboración entre las fuerzas de seguridad, así como la participación de la Inspección de Trabajo, que ha permitido poner fin a la explotación laboral de estas personas. Es importante destacar que este tipo de delitos contra los derechos de los trabajadores no pueden ser tolerados en nuestra sociedad y deben ser perseguidos y sancionados con la mayor firmeza.

Es fundamental garantizar los derechos laborales de todos los trabajadores, independientemente de su origen o situación migratoria. La explotación laboral no solo vulnera los derechos fundamentales de las personas, sino que también afecta negativamente a la economía y la imagen del país.

Es crucial que se desarrollen políticas de protección y apoyo a los trabajadores migrantes, así como programas de concienciación y sensibilización para prevenir y denunciar este tipo de situaciones. La colaboración entre las autoridades, los sindicatos y las organizaciones de derechos humanos es esencial para erradicar la explotación laboral y garantizar condiciones de trabajo dignas para todos.

En resumen, la desarticulación de esta banda en Ciudad Real es un paso importante para combatir la explotación laboral de los trabajadores migrantes. Sin embargo, es necesario seguir trabajando en la prevención, detección y persecución de este tipo de delitos, así como en la protección y promoción de los derechos laborales de todas las personas. Solo así lograremos una sociedad justa y equitativa.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio