Milagro bajo el sol: Rescatan con vida a dos perros atrapados en un vehículo en las Lagunas de Ruidera

El pasado fin de semana, agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Manzanares y de la Policía Especialista en Gestión Aeronáutica y de Seguridad Operacional (Equipo Pegaso) de la Comandancia de Ciudad Real llevaron a cabo un rescate que pudo evitar una tragedia. En las inmediaciones de la laguna La Colgada, ubicada en el Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera, encontraron a dos perros de raza Yorkshire en el interior de un coche, expuestos al sol y con un evidente riesgo de sufrir un golpe de calor.

Los hechos ocurrieron durante una patrulla de seguridad que se realiza como parte del refuerzo estival en esta zona protegida. Un ciudadano alertó a los agentes sobre la presencia de los perros en el interior del vehículo, el cual estaba estacionado y las ventanillas parcialmente bajadas. Ante esta situación, los efectivos de la Guardia Civil actuaron con rapidez, a la vez que contaron con la colaboración de una ciudadana que se encontraba en el lugar.

La pronta respuesta de los agentes y de la persona que colaboraba permitió que se realizaran las acciones necesarias para salvar a los animales. Durante aproximadamente veinte minutos, se les suministró agua, se les aplicaron toallas con hielo y se les dio de beber para ayudarles a recuperarse de la alta temperatura a la que fueron expuestos de manera imprudente. Gracias a estos esfuerzos, ambos perros se recuperaron por completo y se evitó un desenlace trágico.

Posteriormente, se localizó a los propietarios de los canes, quienes fueron responsables de llevarlos a un centro veterinario cercano. Allí recibieron la atención necesaria por parte del personal médico de urgencias.

Este incidente nos recuerda la importancia de ser conscientes del bienestar de nuestras mascotas y de tomar precauciones para evitar situaciones de riesgo. Es fundamental no dejar a los animales encerrados en vehículos expuestos al sol, especialmente durante las épocas de calor intenso. Las altas temperaturas pueden afectar gravemente a los animales, provocando deshidratación, golpes de calor e incluso la muerte.

Además, es importante destacar la labor de los agentes de la Guardia Civil y la colaboración ciudadana en este rescate. Su rápida actuación y su compromiso con el bienestar animal son ejemplos a seguir. Gracias a ellos, estos dos perros tienen una segunda oportunidad.

En conclusión, este incidente nos recuerda la responsabilidad que tenemos como dueños de mascotas y la importancia de brindarles los cuidados adecuados. No debemos olvidar que los animales también pueden sufrir las consecuencias del calor extremo.

Fuente: Diario de Castilla-la Mancha

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio