Castilla-La Mancha avanza en el desarrollo del Plan de Abordaje Integral de la Cronicidad y la Prevención de la Fragilidad

Castilla-La Mancha avanza en el desarrollo del Plan de Abordaje Integral de la Cronicidad y la Prevención de la Fragilidad, uno de los nueve planes específicos a través de los que se estructura el Plan de Salud de Castilla-La Mancha Horizonte 2025, y que propone favorecer el envejecimiento saludable de la población y prevenir y minimizar el riesgo asociado a la fragilidad como limitación funcional de la población mayor de 70 años.

Así lo ha indicado hoy la directora gerente del SESCAM, Regina Leal, durante la inauguración de la 9ª Reunión Nacional de la Sociedad Española de Medicina Geriátrica, un encuentro que reúne a más de 400 profesionales de distintos países que convertirán a Albacete hasta el próximo sábado en epicentro del debate científico sobre envejecimiento, fragilidad, funcionalidad y modelos de atención a las personas mayores.

Leal ha recordado que el nuevo Plan de Salud de Castilla-La Mancha Horizonte 2025 define las orientaciones básicas en materia sanitaria en la región y apuesta por un enfoque que supere el basado únicamente en la asistencia sanitaria, poniendo el énfasis en la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad.

El Plan gira en torno a cinco principios básicos, contempla cuatro líneas estratégicas y se estructura en torno a nueve planes específicos, uno de los cuales hace referencia precisamente al Abordaje Integral de la Cronicidad y la Prevención de la Fragilidad.

Según ha apuntado la gerente del SESCAM, todos los estudios de prevención indican que España en las próximas décadas será uno de los países con la población más envejecida, estimándose que la población mayor de 65 años alcanzará una tasa del 35 por ciento en el año 2040.

Asimismo, ha hecho referencia al Estudio Toledo Envejecimiento Saludable, según el cual, incremento en la esperanza de vida ha supuesto en los últimos 15 años que haya 400.000 discapacitados mayores de 65 años más en nuestro país, el 85 por ciento de ellos mayores de 80 años, un efecto que se multiplicará en las próximas décadas.

“Estas expectativas suponen todo un reto paras los sistemas sanitarios y de bienestar social ya que la discapacidad, además de una importante pérdida de calidad de vida, constituye una de sus principales amenazas, por su importante impacto económico”, ha dicho Leal. A este respecto ha señalado que uno de los principales determinantes de la discapacidad es la fragilidad, un factor prevenible y reversible en muchos casos.

El Plan de Abordaje Integral de la Cronicidad y Prevención de la Fragilidad de Castilla-La Mancha propone favorecer el envejecimiento saludable de la población y prevenir y minimizar el riesgo asociado a la fragilidad como limitación funcional de la población mayor de 70 años.

Para conseguir estos objetivos, la Consejería de Sanidad va a desarrollar diferentes líneas de actuación en las que participan Atención Primaria y Hospitalaria, servicios sociales y todas aquellas disciplinas que intervienen en el cuidado de estos pacientes, desde su captación y valoración inicial, por los profesionales del primer nivel asistencial, hasta la atención hospitalaria y su continuidad en el entorno habitual de la persona, bien sea en domicilio o residencia.

Promoción del envejecimiento activo

Tal y como ha explicado Leal, dentro de estas líneas de actuación se encuentra la promoción del envejecimiento activo como vía principal de lucha contra la pérdida de la funcionalidad y autonomía y la prevención de la discapacidad. Este Plan de Abordaje Integral va a permitir identificar las personas que necesitan una actuación sanitaria incluso antes de que hayan desarrollado una patología.

Para ello, se han establecido doce objetivos generales entre los que se encuentra la detección y valoración a las personas mayores frágiles para intervenir precozmente en la prevención del deterioro funcional. “Para promover el envejecimiento saludable y conseguir ganar años de vida es necesario detectar e intervenir anticipadamente sobre la fragilidad, un estado previo a la discapacidad sobre el que se puede actuar si se detecta oportunamente”, ha indicado.

Otro de los objetivos es estratificar la población mediante herramientas de agrupación según morbilidad y función con el objetivo de identificar a aquellos pacientes con mayor riesgo de eventos adversos de salud, fragilidad y discapacidad. A este respecto, ha recordado que desde 2020, Castilla-La Mancha tiene clasificados a los pacientes crónicos complejos según el grupo de morbilidad y se está trabajando para que puedan ser identificados en la historia clínica electrónica de forma automática.

UCAPI

Otra de las líneas de trabajo está enfocada a garantizar la visión global y el abordaje del paciente con enfermedad crónica en cada una de las fases de la historia natural de su enfermedad. Para ello, se están adoptando medidas encaminadas a mejorar la capacidad resolutiva de los equipos de Atención Primaria, remodelar el desarrollo de la atención domiciliaria para mejorar el mantenimiento de las personas en su entorno e impulsar la labor de la enfermería en la atención de los pacientes en riesgo.

Dentro de estas medidas se encuentran las denominadas UCAPI, unidades de continuidad asistencial a personas crónicas complejas que facilitan el acceso y una gestión ágil de los pacientes entre los dos niveles asistenciales, proporcionando los cuidados más adecuados a las necesidades del paciente. Estas unidades tienen un papel asesor, consultor y de coordinación con Atención Primaria y otros servicios hospitalarios a través de las figuras del médico, enfermera y trabajador social.

En la actualidad, las Gerencias de Albacete, Guadalajara, Cuenca, Puertollano, Hellín, Ciudad Real, Valdepeñas, Talavera y Alcázar de San Juan cuentan con estas unidades y están en proyecto de montaje en Manzanares y Villarrobledo.

Finalmente, ha mencionado otros de los objetivos del Plan de Abordaje Integral de la Cronicidad y la Prevención de la Fragilidad como optimizar la terapia farmacológica en pacientes en riesgo, la promoción del autocuidado y garantizar la atención a la persona que cuida, así como garantizar la formación, investigación e innovación en el ámbito de la atención sanitaria a pacientes en riesgo de eventos adversos en salud.

Primera Semana Nacional del Envejecimiento Saludable

Coincidiendo con la celebración de esta jornada científica, desde la organización del congreso han querido maridar la ciencia médica con los intereses y preocupaciones de los propios mayores sobre el envejecimiento.

Para ello, han diseñado con y para los mayores, la ‘1ª Semana Nacional del Envejecimiento Saludable’ que abordará aspectos como la prevención de la fragilidad, el ejercicio físico, la nutrición, la memoria, los modos de vida y la participación social.

Desde el pasado lunes se vienen sucediendo diferentes actividades, en las que se ha dado un papel relevante a colectivos de mayores, como exposiciones de fotografías, lecturas de relatos, mesas de debate y una carrera por el envejecimiento saludable.

La entrada Castilla-La Mancha avanza en el desarrollo del Plan de Abordaje Integral de la Cronicidad y la Prevención de la Fragilidad se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba